domingo, 1 de agosto de 2010

Cosas mundanas que pasaron ayer

-Al menos tres chicas más llevaban un abanico en la pista de baile. Yo no digo nada pero en casi 16 años que llevo viviendo aquí, no había visto nunca un abanico antes y si lo llego a saber me traigo de España un arsenal y me forro vendiéndolos de extranjis.
-Me hice pasar por francesa y, con ayuda de mi muy olvidado francés del colegio, se tragaron la bola.
-Sopena de no haberme hecho fotos os cuento que me puse un vestido blanquinegro, de corte Marylin y recién heredado de mi hermana, al que todo bicho viviente, ya fuese hombre o mujer, le echó un piropo, pero no os preocupéis que no va a ser la única ni última vez que me lo ponga y ya os lo enseñaré otro día.
-Me quedé, y sigo aún hoy, totalmente afónica.
-Hice la prueba: me pesé antes y después de casi 4 horas de baile y hubo una diferencia de -1,7 kgs y eso que ayer me permití el lujazo de volverme a casa en taxi en lugar de en bici como acostumbro.
-Se hizo muy raro que al regresar a casa a las tres de la mañana ya era de noche y es que el verano aquí es corto y no tardará mucho en acabarse pero tengo intención de seguir pasándolo bien en invierno también.

4 comentarios:

  1. Demo,
    saludos desde Müunchen. Aquí hace hoy mucho calor.

    ResponderEliminar
  2. Me alegro que cosas tan mundanas como dices, hayan sido tan especiales para ti.

    ResponderEliminar
  3. Me gustan las cosas mundanas. Cuanto más mundanas mejor. ;)

    ResponderEliminar
  4. La felicidad mas facil de conseguir es esa misma, en esas cosas.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...