viernes, 9 de noviembre de 2012

Depósito legal

Una de las tareas que más trabajo nos genera en mi biblioteca es que somos una de las siete en Suecia que recibe depósito legal.
Esto quiere decir que, de toda y cada una de las cosas que se imprimen en el país, al menos una, la imprenta o editorial tiene la obligación de enviárnosla.
Obviamente, esto es una fuente valiosísima para recibir muchísimos libros, revistas y literatura que nos interesa, pero también infinidad de otras publicaciones en soportes insospechados que uno ni se imagina que puedan acabar en una biblioteca: hojas publicitarias de todo tipo, la oferta semanal del super, crucigramas, sudokus, tebeos, el acta de una reunión de vecinos, el boletín informativo de un club canino perdido en cualquier pueblo, el catálogo de H&M, revistas de cotilleo, prospectos de medicinas, separapáginas de libros, postales, el manual de instrucciones de cómo montar muebles de IKEA, pósters y un sinfin de cosas que llegan en una veintena de cajas todos los días.


Aquí véis un libro de tela para niños.
Se considera libro y está impreso, así que también nos mandan una copia.


Un libro con recetas de cup-cakes que viene con los moldes de silicona como regalo.


Más libros infantiles con muñecos de peluche y juegos interactivos varios.


Nosotros hacemos un enorme proceso de selección de todo esto, pues somos biblioteca universitaria, cuyo principal objetivo es servir a los estudiantes, investigadores, profesores y comunidad académica en general y hay muchos tipos de literatura que no tienen ningún sentido en nuetsras estanterías, así que tenemos convenios con otras bibliotecas, como por ejemplo la municipal, y gran parte de estas publicaciones se las quedan ellos.
Después hay muchísimas revistas, periódicos locales, panfletos y folletos que reciclamos, si es posible, y otra parte se quema, pero,  a pesar de que su fin no es otro que meterlas en este container y deshacerse de ellas, está terminantemente prohibido para el personal y para nadie llevarse nada a casa.

 
Aunque no podemos usarlas, algunas cosas las guardamos ahí porque nos hace gracia, por ejemplo, estas dos copitas  que venían de regalo con una revista de gastronomía.
Chin-chin!


Todo ha de ser debidamente sellado, para que no pueda ser objeto de robos ni reventa.


Por último, lo registramos, mandamos un acuse de recibo a la editorial o imprenta y llevamos un cálculo estadístico exhaustivo de quién ha enviado qué y en qué momento.

 
Un ejemplo más de que nuestro trabajo no sólo es en el mostrador de la biblioteca.

33 comentarios:

  1. Sólo haciendo eso cada día ya hay trabajo para varias personas, no??

    Una pena que no podáis quedaros nada, aunque bien se podría regalar a la beneficencia o algo así no??

    Al menos es supercurioso ver lo que llega...

    Un besazo y buen finde

    ResponderEliminar
  2. Me partece muy interesante lo que nos explicas. No lo hubiera imaginado nunca!

    ResponderEliminar
  3. Menudo gasto para las editoriales e imprentas, para luego acabar en cualquier archivo. Y menudo trabajazo que comporta para todos los implicados. De todos modos, qué curioso!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En España también esxiste la ley de Depósito legal, según tengo entendido.

      Eliminar
    2. Sí, en España también. Yo trabajé en un editorial, en Granada los llevabamos a registrar a la Biblioteca de Andalucía, y dejábamos no una copia, sino dos, creo recordar. Aquí no sé cómo se hace, preguntaré en la biblio, igual lo hacemos y yo no me he enterao!
      Besos

      Eliminar
    3. Se hace en la mayoría de países desarrollados, para recopilar el patrimonio bibliográfico, pero, al menos aquí, la única que tiene la obligación de guardarlo todo es la Biblioteca Nacional.

      Eliminar
  4. Hombre, entiendo que no se pueda llevar nada a casa... pero, ¿ni un vistacillo a una revista le podéis echar?

    ResponderEliminar
  5. Me has dejado toda loquita! He llamado a mi madre para leerle tu entrada y todo!
    Hace 16 años miré oposiciones para bibliotecaría, me encanta trbajar en archivo y documentación, pero mira, la cosa no cuajó y ahora que retomo voy a ir por otra rama.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Me ha parecido super interesante este post!!! No sabía que se hacía todo eso en una biblioteca!!!

    ResponderEliminar
  7. Me ha parecido super interesante este post!!! No sabía que se hacía todo eso en una biblioteca!!!

    ResponderEliminar
  8. No sabía de esa práctica! Y que de cosas curiosas que reciben. Dingal

    ResponderEliminar
  9. Sabia lo del depósito legal pero no que significaba, que interesante y eso de que puedas ver o leer cositas, mucho mejor, yo voy seguido a la biblioteca de España y me encanta sacar libros, te encuentras de todo, sobre todo las manualidades y recetas de cocina. Yola C.

    ResponderEliminar
  10. Que curioso! nunca me había planteado en que consistía lo del depósito legal. Gracias por ilustrarnos. A mí que me encantan todas esas chuminadas que regalan con revistas y demás... me lo pasaría bomba! aunque no pudiera llevármelo.
    Un besuco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es divertido a veces pero cuando has abierto la caja número 20 empieza a cansarte......

      Eliminar
  11. Vaya, pensaba que el depósito legal implicaba obligación de almacenar el ejemplar, ya veo que no y que donáis y elimináis cosas, ¿no? En España creo que solo lo hace la Biblioteca Nacional.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí hay algunas respuestas: http://www.bne.es/es/Colecciones/Adquisiciones/DepositoLegal/

      y es igual el soporte, audiovisuales, electrónicos, etc, aunque este último supone un problema de moemento porque la ley aún no se ha adaptado a ello.

      Eliminar
  12. Qué interesante! Y cómo hacen con el espacio? Nunca se les acaba el lugar para guardar tantas cosas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otra de esas taeras que lleva mucho tiempo y el público nunca ve: El expurgo.

      Eliminar
  13. Siempre leia lo de "Depósito legar nº..." pero no tenia ni idea de lo que implicaba, gracias por esta entrada, interesantísima.
    Aunque en España exista una ley similar, me preocupa el nivel de clasificación, ya que implica un trabajo árduo y continuado... y en estos tiempos de recortes... Yo se de donaciones de libros antiguos de particulares a la Biblioteca que están en palets sin clasificar, plagados de hongos sin nadie que se ocupe.
    Besos, feliz semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No conozco bien el caso, pero sí te digo que es una opinión genetralizada y errónea pensar que TODOS los libros merecen la pena de catalogar, tratar y poner a disposición del público. Sería una tarea imposible y por eso los bibliotecarios tenemos que seleccionar dependiendo del tipo de biblioteca, categoría de usuarios y recursos de personal que se tenga.

      Eliminar
  14. Es fantástico eso de que todo se prepare convenientemente para que nadie se lleve nada a casa, ni haya reventas... En España ya me puedo imaginar lo que sucedería... ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, ya he dicho antes que en España tb existe la ley de depósito legal y supongo que está igualmente regulado.

      Eliminar
  15. Genial, me ha encantado. Y las fotos, más. Curioso que seáis universidad y recojáis DL. La verdad que el sistema biblitoecario de Suecia tiene que ser interesante cuanto menos.
    Qué ganas de poder trabajar allí en una (gran) biblioteca. Ya estoy estudiando sueco y mi ideal será poder desarrollarme allí como bibliotecario. Ya sea en la pública o la universidad...aunque mi sueño es la Universidad. Tengo pendiente algunas preguntillas para ti acerca de las biblios, el trabajo allí. Por ahora...a aprender sueco. Muchas gracias por esta auténtica entrada. Me ha encantado. También me ha gustao mucho un rayito de sol que entraba por la ventana.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. Que curioso, yo tampoco sabía como funcionaba un depósito legal, una cosa más que sé.
    Me ha llamado la atención el libro de tela infantil porque mi sobrino tiene un casi igual, el suyo en vez de ser una mariquita es una abeja y esta en valenciano, pero por lo demás es igual.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  17. En UK son seis aunque de ellas solo la British Library recibe su copia sin mas, las otras cinco bibliotecas tienen que pedir su copia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Posdata-
      Aunque estos dias me temo que no siempre es ese el caso y en ocasiones tengo que "viajar" para conseguir libros recien publicados para mis usuarios. Como disfruto con tus entradas laborales, viendo como funciona el gremio por otros lares.

      Eliminar
    2. Nosotros mandamos periódicamente listas con reclamaciones para las imprentas que no han enviado lo suyo, pero no son todas.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...